“Cree que puede hacer reclamos llamando por teléfono desde Puerto Madero”

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Armando López Rodríguez, respondió con dureza al dirigente Luis Barrionuevo, al considerar que “ha caído al rol de personaje pintoresco, que aparece ocasionalmente en los medios con algunas frases de color, pero quedó bastante lejos de ser un actor político”.

López Rodríguez salió al cruce de los cuestionamientos del gastronómico, al afirmar que “es un porteño más, que cree que puede hacer reclamos al peronismo provincial llamando por teléfono cada seis meses desde Puerto Madero, y hace mucho que desconoce la realidad de los barrios y pueblos de la provincia”.

“Como hace décadas, se muestra un rato antes cada elección y después se vuelve a su lugar en el mundo que es la Capital Federal, porque lamentablemente jamás pudo replicar en las urnas catamarqueñas el éxito que tiene en la prensa”, sostuvo el legislador para agregar que “escucharlo opinar de la situación del justicialismo en Catamarca es más de lo mismo: siempre que habla es para intentar dividir y destruir, nunca se podrá esperar de Barrionuevo una propuesta constructiva, porque nunca mostró otro interés que su ambición personal”.

“Está eternizado sobre la estructura de un gremio, y sin embargo siempre hizo acuerdos y fue funcional a quienes más daño hicieron a los trabajadores, desde Carlos Menem a Mauricio Macri”, añadió de quien estima que “quedó varado en los años 70, pero los catamarqueños ya no se impresionan ni con sus bravuconadas, ni con su prepotencia ni con la billetera”.

López Rodríguez sobrayó que “fue el peronismo catamarqueño encolumnado con Lucía Corpacci quien quebró la hegemonía de veinte años del Frente Cívico y Social, fue Lucía Corpacci quien fue reelecta con la mayor cantidad de votos reunida en la historia en 2015 y con su liderazgo volveremos a ganar este año si Dios y el pueblo catamarqueño así lo quieren, al margen de quien tenga el honor de ser nuestro candidato”.

Finalmente señaló que es “irrelevante” lo que haga Barrionuevo, pero “lo mínimo que se le debe exigir es respeto por quienes luchan cada día y recuperaron la provincia mientras él vive su vida muy cómodo a 1.200 kilómetros de nuestra realidad”.

 

Escribe un comentario

*